Nuestros centros cuentan con un único y sólido proyecto educativo, y sigue la línea de trabajo marcada por el respeto al niño como persona, buscando como objetivo el desarrollo de las capacidades físicas y afectivas, favoreciendo el desarrollo integral del niñ@, ayudándole a avanzar en el desarrollo de su autonomía y respetando la evolución de cada uno.

La actividad que se desarrolla en los centros tanto a nivel de equipo como de educador-aula, es favorecer las condiciones que mejor garanticen su desarrollo integral y global, abarcando este desarrollo sus necesidades básicas ( atención, cuidados, cariño), biológicas ( protección, seguridad, alimentación, descanso) y psicológicas (relación con los demás, exploración, conocimiento e interpretación del mundo que le rodea)

En definitiva nuestro proyecto, se puede resumir en tres puntos específicos:

  1. Que el niño crezca construyendo su identidad personal, con una imagen positiva y real de sí mismo.
  2. Que conozca su entorno físico y natural, que viva su interacción con él de forma activa y creativa.
  3. Que a través de las relaciones con otros niños y con el adulto, favorezca y fomente su capacidad de expresión, promoviendo los vínculos de relación, basados en el respeto mutuo y así posibilitando la adquisición progresiva de su autonomía personal.